fbpx

¿Cómo se celebra San Juan en Galicia?

San Xoán o San Juan es una de las fiestas con más presencia en la totalidad de nuestro país y la verdad es que no conocemos a nadie que no le guste. 

Como ya sabrás, se celebra la noche del 23 al 24 de junio, en la que se dice, es la noche más corta del año. 

A nosotros nos encanta, ya que amigos, familia y demás seres queridos se juntan alrededor de una hoguera para disfrutar, charlar, comer y beber (con moderación a ser posible).

Hay algunas cosas que son de obligado cumplimiento en una noche de San Juan en tierras galegas y eso incluye sin duda, las sardinas asadas y el inconfundible olor de las queimadas. 

Fiesta de San Juan Orígenes

Si bien es cierto que los orígenes más lejanos no están del todo esclarecidos, se conoce que están relacionados con rituales paganos en los que se encendían hogueras para bendecir la presencia de elementos naturales. 

A su vez, se cree que tiene algo que ver con la transición hacia el verano y las horas de luz del día. 

Lo que se sabe con exactitud al respecto es que guardaba una fuerte conexión con la naturaleza y los elementos místicos, como alejar a los espíritus que vagaban durante aquella noche. 

A posteriori, con el auge del cristianismo el evento quedó relacionado con la fecha en la que se supone que nació San Juan Bautista. 

En Galicia también es llamada “A noite meiga” y bueno, es probable que tenga mucho que ver con la estrecha relación de nuestra región a lo misterioso, al oculto y a lo espiritual. 

Tradiciones Gallegas Fiestas de San Juan

Todo aquel gallego y amante de la cultura de la región sabrá que la queimada y el agua de hierbas son clásicos de estas fiestas. 

¿Tú los conoces? 

Queimadas

Es en esencia un brebaje espirituoso el cual se toma recitando conjuros en honor a la protección de los difuntos y sus espíritus. 

Esta bebida se prepara en recipientes de barro y está hecha a base de aguardiente de orujo, granos de café, mondas de limón y naranja, azúcar blanco y otros ingredientes secretos según la tradición de cada familia. 

La característica más peculiar es que este brebaje debe flamearse hasta que el alcohol se evapore, cuando la llama se apague estará listo.

Otro punto muy curioso es que antes de beberlo se recitará un conjuro llamado: “conxuro da queimada” que dice así: 

En Gallego: 

Conxuro da queimada

 

Mouchos, coruxas, sapos e bruxas;
demos, trasnos e diaños;
espíritos das neboadas veigas,
corvos, pintegas e meigas;
rabo ergueito de gato negro
e todos os feitizos das menciñeiras…

 

Podres cañotas furadas,
fogar de vermes e alimañas,
lume da Santa Compaña,
mal de ollo, negros meigallos;
cheiro dos mortos, tronos e raios;
fuciño de sátiro e pé de coello;
ladrar de raposo, rabiño de martuxa,
oubeo de can, pregoeiro da morte…

 

Pecadora lingua de mala muller
casada cun home vello;
Averno de Satán e Belcebú,
lume de cadáveres ardentes,
lumes fatuos da noite de San Silvestre,
corpos mutilados dos indecentes,
e peidos dos infernais cus…

 

Bruar da mar embravecida,
agoiro de naufraxios,
barriga machorra de muller ceibe,
miañar de gatos que andan á xaneira,
guedella porca de cabra mal parida
e cornos retortos de castrón…  

Con este cazo
levantarei as chamas deste lume
que se asemella ao do inferno
e as meigas ficarán purificadas
de tódalas súas maldades.
Algunhas fuxirán
a cabalo das súas escobas
para iren se asulagar
no mar de Fisterra.

Ouvide! Escoitade estos ruxidos…!
Son as bruxas que están a purificarse
nestas chamas espiritosas…
E cando este gorentoso brebaxe
baixe polas nosas gorxas,
tamén todos nós quedaremos libres
dos males da nosa alma
e de todo embruxamento.

Forzas do ar, terra, mar e lume!
a vós fago esta chamada:
se é verdade que tendes máis poder
ca humana xente,
limpade de maldades a nosa terra
e facede que aquí e agora
os espíritos dos amigos ausentes
compartan con nós esta queimada.

En Castellano: 

Conjuro de la queimada

Búhos, lechuzas, sapos y brujas;
Demonios, duendes y diablos;
espíritus de las vegas llenas de niebla,
cuervos, salamandras y hechiceras;
rabo erguido de gato negro
y todos los hechizos de las curanderas…

Podridos leños agujereados,
hogar de gusanos y alimañas,
fuego de la Santa Compaña,
mal de ojo, negros maleficios;
hedor de los muertos, truenos y rayos;
hocico de sátiro y pata de conejo;
ladrar de zorro, rabo de marta,
aullido de perro, pregonero de la muerte…

Pecadora lengua de mala mujer
casada con un hombre viejo;
Averno de Satán y Belcebú,
fuego de cadáveres ardientes,
fuegos fatuos de la noche de San Silvestre,
cuerpos mutilados de los indecentes,
y pedos de los infernales culos…

Rugir del mar embravecido,
presagio de naufragios,
vientre estéril de mujer soltera,
maullar de gatos en busca gatas en celo,
melena sucia de cabra mal parida
y cuernos retorcidos de castrón…

Con este cazo
elevaré las llamas de este fuego
similar al del Infierno
y las brujas quedarán purificadas
de todas sus maldades.
Algunas huirán
a caballo de sus escobas
para irse a sumergir
en el mar de Finisterre.

¡Escuchad! ¡Escuchad estos rugidos…!
Son las brujas que se están purificando
en estas llamas espirituales…
Y cuando este delicioso brebaje
baje por nuestras gargantas,
también todos nosotros quedaremos libres
de los males de nuestra alma
y de todo maleficio.

¡Fuerzas del aire, tierra, mar y fuego!
a vosotros hago esta llamada:
si es verdad que tenéis más poder
que los humanos,
limpiad de maldades nuestra tierra
y haced que aquí y ahora
los espíritus de los amigos ausentes
compartan con nosotros esta queimada.

Mediante el conjuro y gracias al efecto purificador del fuego se pedía protección a los espíritus.

Agua de San Juan 

Otra bonita tradición es realizar un agua a base de hierbas aromáticas y medicinales con la que deberás lavar la cara en la mañana del 24. 

Por norma general, todo empieza la tarde del día 23, cuando se deben dejar a remojo todas las plantas al atardecer, para quitarlas el día 24 y lavarnos la cara con ellas. Dejaremos que la cara se seque al aire fresco y guardaremos las plantas durante un año hasta el siguiente San Juan, donde quemaremos esas plantas.

El tipo de plantas cambia según la región y familia, sin embargo, siempre vemos algunas repetidas como: 

  • Flor de San Juan
  • Fiuncho (Hinojo)
  • Hierba Luisa
  • Romero
  • Menta
  • Malva 
  • Artemisa
  • Codeso
  • Helecho
  • Manzanilla

Antiguamente, se pensaba que estas hierbas podían servir como método de protección ante los espectros malignos por lo que se arraigó la costumbre de poner ramilletes de estas, en puertas y ventanas de las zonas más rurales. 

La Hoguera 

Llegamos a la parte clave en toda fiesta de San Juan, la hoguera. No está del todo establecido el número de veces que se tiene que saltar, siendo 3 el mínimo y 13 el máximo (según la tradición), en lo que sí que se coincide es en que el número de veces que se debe saltar tiene que ser impar. Esto se hace como protección para el resto del año y ahuyentar a los malos espíritus. Por eso, antes de saltar se suele pronunciar la frase “meigas fóra” (brujas fuera) para espantarlas.

Otra tradición es escribir en un papel algo negativo que se quiera olvidar y en otro, un deseo que se anhela. Lo malo se debe quemar ese año en la hoguera y el deseo se debe guardar todo un año hasta el siguiente San Juan y quemarlo en la próxima hoguera.

Como veis, se trata de dejar lo malo atrás, hacer borrón y cuenta nueva.

Marisco Gallego y Sardinas – Que no falten en la Fiesta de San Juan.

¿Qué clase de festividad gallega sería una en la que no hubiese fuegos artificiales o productos del mar de por medio? 

Una de las mejores fiestas de San Juan, con los fuegos artificiales más espectaculares son los que se hacen en las playas de Riazor y Orzán de La Coruña. Ya es considerada Fiesta de interés Turístico Internacional. Empezando los fuegos a las 12 de la noche y pudiendo durar entre 15-30 minutos. ¡Es todo un espectáculo digno de ver!

Las sardinas también se unen al festival y su inconfundible olor en las parrillas va inundando todas las calles del vecindario. Es la comida por excelencia, acompañadas de cachelos (patatas asadas con la piel) encima de una rebanada de pan de broa (pan de brona).

En cuanto a estos productos no hay una regla establecida, no obstante, las parrilladas y las mariscadas variadas están a la orden del día. Normal ¡A nadie le amarga un dulce!

En ellas encuentras una rica variedad con la que todos disfrutan de la “Noite Meiga” al calor de la queimada, las hogueras y por supuesto, una copita de albariño. 

Pulsando aquí podrás echarle una ojeada a nuestra mariscada con productos 100% gallegos y pasarlo en grande durante un día tan mágico.

 

Etiquetado ,

Deja una respuesta

Abrir chat
1
🦀 ¿Necesitas ayuda?
🦀 ¿Necesitas ayuda?