fbpx

7 claves para saber identificar un buen marisco gallego. Marisco gallego a domicilio.

marisco gallego a domicilio

El marisco gallego a domicilio es una fantástica opción para degustar desde casa lo mejor de Galicia. No obstante, conocer e identificar la calidad en las piezas que nos venden ha de ser un requisito como consumidores informados y conscientes de los productos que ingerimos. 

Existen ciertas reglas con las que podemos contar a la hora de identificar algunos indicios que nos alerten de que algo no marcha bien. 

Ciertamente, cuando acudimos a una lonja, pescadería o marisquería suponemos de antemano que la materia prima con la que trabajan es de calidad óptima, sin embargo esto no es lo que ocurre en todas las ocasiones y la desilusión o el enfado están más que justificados. 

En la entrada de hoy vamos a darte 7 métodos con los que identificar marisco en mal estado o de baja calidad, con el fin de que puedas tener un recurso más a la hora de elegir. ¿Te interesa? Sigue leyendo junto a nosotros. 

 

El Mejor Marisco Gallego a Domicilio – ¿Qué le confiere esa calidad? 

 

Las costas gallegas están formadas por 400 kilómetros de diferentes y variados ecosistemas marinos. Esto es debido a esa rica variabilidad en nuestro paisaje, capaz de abarcar terrenos rocosos y escarpados perfectos para la aparición del percebe y a su vez, en unos pocos kilómetros hallar calas con aguas más calmadas que permiten la aparición de otros moluscos. 

El afloramiento es un fenómeno que otorga ese sabor tan peculiar y característico a los productos de esta región. Con motivo de las altas presiones que se hallan en determinados meses, el viento del norte o del nordés empuja las aguas más ricas del océano atlántico hacia zonas más superficiales. Esta renovación otorga una riqueza de nutrientes como sales minerales y plancton.  

Las corrientes de convección marinas son muy habituales en toda la costa gallega y junto con la fisonomía de las rías forman un hábitat inmejorable para el crecimiento y desarrollo de una fauna muy diversa.

 

Marisco Gallego a Domicilio – Las Claves 

marisco gallego a domicilio

1. El conocido olor a mar: El buen marisco gallego ha de desprender un agradable aroma a mar. Esto no quiere referirse a olores desagradables, fuertes y amoniacales. Rechaza cualquier pieza que presente esas evidencias

Piensa que esa pestilencia está provocada por el incesante trabajo de la degeneración bacteriana. Con lo cual, nada de fresco.  

2. Los ojos pueden darnos buenas indicaciones, han de ser brillantes y convexos (la forma puede variar según la especie). El cristalino no puede estar grisáceo o con tonalidades negras. Si el ojo está hundido indicará una evidente falta de calidad. 

3. Cefalópodos: En el caso de estos invertebrados marinos hemos de fijarnos en que su carne este firme, sea de color rosa y blanca. Al tacto deben estar húmedos y ligeramente resbaladizos. Las ventosas no deben desprenderse fácilmente y los ojos tienen que mostrar un cierto brillo. 

4. Percebes: No te dejes engañar por el tamaño, en este caso el origen determina totalmente su sabor y calidad. Los percebes gallegos son cortos y gruesos, cómo resultado de una adaptación al medio para poder soportar el batido de la costa. 

Algunos de los grandes productores de percebes son Marruecos y Canadá. Ambas variedades podrán ser identificadas por poseer una placa más grande y un tamaño mayor. No obstante, el sabor que nos ofrecen dista mucho en comparación al gallego

5. Navajas: Para identificar la variedad gallega con respecto a otros países que la comercializan (Holanda o Escocia). La carne será más blandita y desprovista de arena (por un mayor cuidado en la depuración).

6. Nécora: Las nécoras son crustáceos algo más difíciles de identificar a simple vista, no obstante, hay algunos trucos que pueden ayudarte a reconocer una gallega de una de fuera

Las nécoras gallegas al tacto tienen una especie de vellosidades, las cuales pueden recordar a los melocotones, kiwis e incluso albaricoques. Ahora bien, los especímenes extranjeros están desprovistos de esas finas vellosidades. 

Otro punto a destacar es el color de la local, el cual presenta tonos grises o pardos, mientras que las extranjeras presentan un tono más apagado o pálido. 

7. Pulpo: Aunque anteriormente hayamos hecho un pequeño análisis sobre los cefalópodos, es conveniente utilizar una apartado única y exclusivamente para él. 

El pulpo gallego de calidad convive con otros ejemplares que a simple vista pueden pasar desapercibidos y en ocasiones acabar en nuestro carrito de la compra. 

Uno de los orígenes más comunes es Marruecos. ¿Cómo los puedes diferenciar? La clave está en los tentáculos, sabor y color. 

Los tentáculos de los pulpos gallegos son notablemente más largos, ya que viven en rocas y necesitan buscar alimento con ayuda de éstos.  El color es más oscuro y vivo. Y el sabor es más intenso como consecuencia de una alimentación más variada. 

Llegados a este punto cabe señalar que existe otro tipo de pulpo gallego llamado “cabezón”. Éste, haciendo honores a su nombre posee una cabeza muy grande en proporción al resto de su cuerpo y una sola fila de ventosas en cada pata. Su sabor es muy duro y chicloso. 

8. Almejas: Encontramos tres variedades principales en la región gallega. Podemos decir que están establecidas es distintas calidades determinadas por su sabor, uso y resistencia fuera del agua. 

La fina de Carril es la más apreciada, a continuación, la babosa gallega y en último lugar la japónica. Todas ellas tienen usos culinarios diferentes. 

Túnez es una gran exportadora de almejas, llegando a tener ejemplares similares a la fina. Para diferenciar la variedad gallega de la mediterránea observaremos la concha del bivalvo y te encontrarás con que en la española guarda unos patrones lineales que conforman pequeñas cuadrículas. 

9. Vieras: Fácilmente reconocibles porque siempre van a ir evisceradas. Además, gozan de un característico sabor a mar, el cual es fácilmente destacable ante cualquier otras vieiras como las irlandesas o de otras procedencias. 

 

Conclusiones 

 

Esperamos haber podido ayudarte a disponer de unas nociones básicas a la hora de escoger estos manjares. Y es que cuando se trata de optimizar lo que gastamos, no hay nada que siente tan bien cómo escoger sabia y acertadamente.  

Hace algunos años, la única vía para probar una rica mariscada gallega era viajar hasta el lugar, o bien acudir a una marisquería donde los precios pueden resultar algo más elevados.

En virtud de ello, nos lanzamos en un proyecto en el que teníamos un propósito claro: “Que cualquier persona desde cualquier punto de nuestro país pudiese saborear los productos de tal magnífica tierra sin tener que salir de casa”

Puedes ojear nuestra tienda y paladear el mejor marisco gallego a domicilio

Deja una respuesta

Abrir chat
1
🦀 ¿Necesitas ayuda?
🦀 ¿Necesitas ayuda?